¿Eduardo Camavinga, una oportunidad para el Real Madrid?

El cotizado centrocampista galo Eduardo Camavinga ha tomado la decisión de no ampliar su contrato con el Rennes. El cuadro francés podría verse obligado a estudiar su salida este mismo verano para evitar que el futbolista pueda cambiar de aires en 2022 sin dejar euro alguno en las arcas.

Eduardo Camavinga ya ha tomado una decisión. Según cuenta The Athletic, el cotizado centrocampista ha rechazado la posibilidad de ampliar su compromiso con el Rennes. Aunque el cuadro galo está haciendo todo lo posible por garantizar su permanencia más allá de 2022, el futbolista no está por la labor de firmar.

Detrás de su decisión se esconden dos motivos. El primero, el hecho de que el combinado francés viene firmando una temporada más bien discreta que, salvo sorpresa, le impedirá disputar competiciones europeas el curso que viene. El segundo, la sensación de que los dirigentes del club pretenden incluir en el nuevo documento una cláusula de rescisión muy elevada que complicaría su salida a medio plazo.

Una venta casi obligada
Llegados a este punto, queda por ver qué actitud adopta el Rennes. Si apura sus opciones de retener al futbolista, es factible que pueda acabar perdiéndole dentro de un año sin recibir a cambio euro alguno, por lo que no sería extraño que finalmente se plantease su venta durante el próximo mercado estival.

Si se da ese escenario, numerosos clubes se toparan con una excelente oportunidad para pasar a la acción. Entre ellos, un Real Madrid que nunca ha escondido su deseo de reclutar a un jugador que resulta del completo agrado de Zinedine Zidane. Asunto a seguir.

Compartir