El PSG anda preocupado por Neymar.

El carioca, vinculado con el plantel de la capital de Francia hasta 2022, podría meditar un cambio de aires este verano. Como viene siendo habitual, el FC Barcelona estará al acecho para lograr su regreso al Camp Nou.

El PSG vivió una tremenda decepción el pasado domingo 23 de agosto, todo ello tras dar su brazo a torcer frente al Bayern Múnich en la gran final de la Liga de Campeones, celebrada en Lisboa. Es evidente que, pese a la peculiaridad por lo acontecido con la crisis sanitaria del coronavirus, el rendimiento de los galos durante la temporada 2019-2020 ha sido más que satisfactorio.

Pese a ello, la secretaría técnica del conjunto del Parque de los Príncipes no descartaría prescindir de los servicios de su míster Thomas Tuchel, cuya imagen ha quedado ligeramente perjudicada al no poder noquear a los bávaros en la capital lusa. No obstante, parece que el principal quebradero de cabeza del PSG consiste en hacer lo indecible para retener en sus filas a los líderes de su escuadra.

¿Nuevo culebrón en marcha?
En lo que hace alusión a Neymar (28 años), uno de los más afectados después de no poder alzarse con la ‘orejona’, el temor de los franceses viene reflejado directamente por sus continuos guiños hacia el FC Barcelona. Es cierto que el ’10’ ha estado más que centrado en el PSG desde su interminable culebrón durante el pasado verano, pero no se puede pasar por alto que su mayor anhelo sería reencontrarse con Luis Suárez y Lionel Messi.

A lo que conviene precisar que Ronald Koeman le ha transmitido al charrúa que no cuenta con él en su renovado Barça, mientras que Leo se está viendo claramente tentado por la Premier League. Según recoge UOL Esporte, Neymar tiene un incierto futuro por delante en París, aunque Nasser Al-Khelaïfi, presidente del PSG, está negociando con el brasileño la ampliación de su contrato (concluye en 2022).

Compartir